Cómo hacer un cunnilingus

Cómo hacer un cunnilingus

Saber hacer un cunnilingus es una habilidad que debe dominar cualquiera que se considere buen amante. Además de proporcionar un intenso placer, es la mejor forma de aumentar la excitación. ¿Quieres conocer sus trucos?

Por qué es importante saber hacer un cunnilingus

El sexo suele girar en torno a la penetración. Sin embargo, el sexo oral es una de las prácticas que más placer proporcionan. Si bien la felación suele venir acompañada de tabúes, hacer un cunnilingus también tiene su complejidad.

Además de la inseguridad que sienten muchas mujeres cuando les van a hacer un cunnilingus, hay que añadir el desconocimiento por parte de muchos. La presión estética que alcanza a los genitales y el temor a no ser aceptadas hacen que esta práctica pase a veces a un segundo plano.

Por otra parte, al ser el pene el gran protagonista en las relaciones sexuales, no siempre se tiene claro cómo hacer un cunnilingus. El sexo es cosa de dos, y para las mujeres, la zona erógena principal es el clítoris y no la vagina. Algo a tener en cuenta si queremos ser considerados buenos en la cama.

Y ya, sin más rodeos, vamos a conocer cómo hacer un cunnilingus. Recuerda que la práctica hace al maestro, y nada mejor que experimentar para descubrir qué es lo que más le agrada a tu pareja o compañeras sexuales.

Pasos para hacer un cunnilingus

Aunque no existe una guía exacta para hacer un cunnilingus porque cada mujer tiene sus preferencias, aquí van algunos trucos que nos pueden servir para darnos confianza en la materia. Ponlos a prueba y a disfrutar.

Despacito y buena letra

Lo más importante al hacer un cunnilingus es tener presente que es una zona muy delicada y sensible. Ni podemos lanzarnos a introducir dedos ni a succionar como si no hubiese mañana. Nuestra boca nos permite lamer, besar, succionar, etc. La toma de contacto debe ser suave y aumentaremos la intensidad progresivamente y según vaya reaccionando ella.

Hay que recordar también que el clítoris, como el glande, tiene un capuchón. Si pasamos la lengua de abajo hacia arriba podemos levantarlo y el contacto podrá resultar desagradable.

Descubre toda la vulva

Si no estás familiarizado con la anatomía femenina, es probable que te resulte difícil hacer un cunnilingus. El clítoris es la protuberancia que vemos en la parte superior, y los labios mayores y menores son los que están debajo. Cuando se abren podemos ver la uretra y la entrada de la vagina. Toda esta zona se llama vulva. Al hacer un cunnilingus debemos recorrerla al completo, y no quedarnos únicamente en alguna de sus zonas.

Alterna movimientos

Por último, algo muy importante, que es la variedad. Si ves que ella reacciona bien ante un tipo de caricia, puedes mantenerla durante más tiempo. Aún así, procura ir variando y luego volver ahí. Un pequeño truco es realizar movimientos circulares sobre el clítoris o dibujar las primeras letras del abecedario con la lengua.

Si tienes dudas sobre lo que haces, pregúntale a ella sin problemas. Y si ves que ella no tiene claro cómo darte indicaciones, simplemente pídele que te diga lo que más le gusta mientras vas experimentando. Con estos trucos para hacer un cunnilingus, esperamos que te conviertas en todo un amante!

Publicaciones Relacionadas:

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Últimos Comentarios

Artículos Populares