Los hombres también fingen en la cama

Los hombres también fingen en la cama

Sí, los hombres también fingen en la cama. Ríos de tinta han corrido y miles de letras se han escrito para ayudar a los varones a averiguar si su amante está fingiendo sus orgasmos y si todos esos gemidos y suspiros, son parte de una interpretación. Sin embargo, esta faceta teatral no es cosa única de las mujeres y es que los hombres también fingen en la cama. 

Recientemente la Universidad de Quebec en Montreal (UQÀM), destinó a un grupo de científicos para realizar un estudio. Se entrevistó a 320 hombres de edades comprendidas entre los 18 y 29 años que aseguraban que habían fingido al menos un orgasmo en algún momento de su relación actual. Pero aún hay más. Afirmaban que habían fingido hasta en una cuarta parte de sus encuentros sexuales. Con más frecuencia durante el coito vaginal, aunque algunos también llegaron a mentir durante el sexo anal, el oral y la masturbación.

Pero, ¿cuales son los motivos que pueden levar a un hombre a fingir un orgasmo? ¿Por qué los hombres también fingen en la cama? La mayoría de ellos son los mismos que pueden inducir a una mujer a fingir su orgasmo.

Hacer sentir bien a la pareja

Algunas personas creen que la ausencia de orgasmo de su pareja es su responsabilidad exclusiva y siente que el encuentro ha fracasado si no culmina con un climax. Así, muchos, para no dañar los sentimientos de su pareja prefieren fingir y finalizar así la relación sexual.

Se sienten presionados

Existe el mito de que los varones alcanzan el orgasmo siempre, de forma rápida y sencilla. Es cierto que resulta más fácil para los hombres que para las mujeres, pero también es verdad que no siempre es así. Algunos necesitan variedad de estímulos o algo más de tiempo. Sin embargo la presión del estereotipo puede hacer que el hombre prefiera fingir y así evitar que su pareja se impaciente.

Exceso de esfuerzo

Muchos hombres sienten que deben hacer un gran esfuerzo por estar a la altura de su pareja y ser un excelente amante. Lo cual está genial, pero no tanto si la relación está totalmente enfocada al placer de la pareja, ignorando el propio. Cuando esto ocurre, no se produce el estimulo sexual necesario para que llegue el orgasmo de forma natural. 

Problemas de autoestima

Hay varones que en vez de disfrutar del momento, se obsesionan con ser un héroe del sexo e impresionar a su pareja. Pero la inseguridad hace que le asalten dudas, incluso durante la propia relación sexual, llegando a pensar que su amante le está comparando con otros hombres. Obviamente estos pensamientos, ponen nervioso a cualquiera y hacer que incluso se pierda la erección. En el mejor de los casos, solo le distraerán, impidiéndole llegar al orgasmo. 

Cuando un hombre llega al orgasmo se contraen fuertemente los músculos que rodean la zona del perineo, los testícuos y el pene para expulsar el semen durante la eyaculación. Y aunque existen los orgasmos secos, es decir, sin expulsión del semen, los hombres que fingen su orgasmo, se ayudan del preservativo, ya que muchas mujeres no comprueban su estado después de la relación sexual. 

La única manera de superar estas situaciones desagradables es trabajar mucho la comunicación con la pareja. Es fundamental adquirir la madurez sexual suficiente como para abordar cualquier tema relativo a vuestra intimidad con la intención de mejorarla. Por otra parte, hay que cambiar el chip que nos hace creer que el orgasmo es la única finalidad del sexo y que sin él no puede ser satisfactorio. 

Publicaciones Relacionadas:

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Últimos Comentarios

Artículos Populares