Cómo acariciar los pechos de una mujer

Cómo acariciar los pechos de una mujer

El pecho femenino sufre una enorme contradicción. Por una parte están tan terriblemente sexualizados que tienen esta connotación aún fuera de cualquier contexto erótico. Sin embargo, por otra parte, no se les presta la suficiente atención al potencial de esta zona tan erógena. A la mayoría de los hombres les gusta tocar, apretar y besar esta parte de la anatomía femenina, pero casi todas las mujeres están de acuerdo en que no se hace bien. 

Es importante saber cómo acariciar los pechos de una mujer para aumentar su excitación y proporcionar una oleada de estímulos sensoriales. De hecho, una estimulación adecuada, puede activar algunas terminaciones nerviosas directamente conectadas con la zona genital. De esta forma se inicia todo el mecanismo de excitación y lubricación y el cuerpo entero se prepara para el placer del orgasmo.

¿Quieres saber como acariciar y estimular mejor los senos de una mujer? A continuación te dejamos varios consejos.

Empieza con mucha suavidad.Los pechos y los pezones son sensibles, sobre todo cuando la mujer aún no está excitada. La caricia de hacerse en trazando lentamente un giro en espiral de fuera hacia adentro que termine en los pezones. Puedes utilizar un poco de lubricante para que el deslizamiento sobre la piel sea más suave, agradable y excitante. 

Para acariciar los pechos de una mujer y hacerlo bien, hay que tratar a los pezones con delicadeza. Usando lubricante acaricia el pezón y traza círculos en la areola. La zona del pezón es muy sensible, por lo que las caricias han de ser suaves. La lubricación para que los movimientos sean más placenteros. 

Acaricia con la boca y la lengua, lamiendo, dando vueltas alrededor, chupando o aplicando besos.  Después sopla liberando un fino hilo de aire, que provocará un leve cosquilleo y una sensación de frescor muy agradables. No muerdas a menos que te lo pidan expresamente ya que puede causar dolor y bajar el nivel de excitación.  

Succiona suavemente y ve aumentando la intensidad. La succión hace que se activen las glándulas y provoca la liberación de hormonas vinculadas a la excitación sexual. Muchas mujeres llegan más rápido al orgasmo mientras les estimulan los pezones.

Juega con las texturas y las sensaciones térmicas. Alternar frío y calor usando hielo o chocolate caliente, puede ser un juego muy excitante. También pueden usarse aceites de masaje especiales con efecto calor que además sean comestibles. Los cambios de temperatura en los pechos estimulan las terminaciones nerviosas. 

Recuerda que la sensibilidad de cada persona es distinta y solo tu pareja puede indicarte acariciar los pechos de una mujer. A algunas les gusta que les aprieten sobre los pezones, a otras que les den un pequeño pellizco. Y a algunas no les excitan especialmente que les estimulen los senos. Pregunta y experimenta y te harás un experto. 

Publicaciones Relacionadas:

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Últimos Comentarios

Artículos Populares