Diferencias entre los orgasmos del hombre y la mujer

Diferencias entre los orgasmos del hombre y la mujer

El orgasmo es una experiencia de la que tanto ellos como ellas obtienen un intenso placer. No obstante, existen diferencias entre los orgasmos del hombre y la mujer que hacen que se vivan de manera distinta. ¿Quieres descubrir cuáles son?

El orgasmo en las relaciones sexuales

Ante la excitación y el aumento del deseo sexual, el cuerpo acumula sangre en los genitales y en los músculos que los rodean. Es por ello que en el hombre y en la mujer aumentan de tamaño. Cuando eso sucede la tensión también se incrementa gradualmente. Al llegar al punto más alto de tensión es cuando experimentamos un orgasmo, y en consecuencia se producen contracciones de las que la médula cerebral es responsable.

Este proceso se da en ambos sexos, sin embargo, existen diferencias entre los orgasmos del hombre y la mujer. Por ejemplo, hablamos de la duración, la capacidad para obtener varios orgasmos o la intensidad de los mismos.

En cualquier caso, lo que sí tenemos claro es que un orgasmo resulta extremadamente placentero y repercute positivamente en nuestro bienestar. El sexo es una actividad que nos aporta una innumerable cantidad de beneficios.

Diferencias entre los orgasmos del hombre y la mujer

La excitación atraviesa diversas fases antes de culminar en el orgasmo. En el caso de los hombres, este proceso es más corto que para las mujeres, ya que ellos pueden llegar en menos de 5 minutos, mientras que ellas pueden llegar a necesitar hasta 15. A continuación veremos cuáles son las diferencias entre los orgasmos del hombre y la mujer.

Evolución de la excitación

La primera de las diferencias entre los orgasmos del hombre y la mujer la vemos en la propia excitación, que es la que conduce al clímax. Mientras que en los hombres todos los genitales se tensan y aumentan de tamaño, en la mujer los músculos de la vagina se relajan, permitiendo así la penetración. Salvo esta diferencia, el resto de los genitales también aumentan su tamaño debido a la sangre acumulada.

Número de contracciones

La segunda de las diferencias entre los orgasmos del hombre y la mujer está en las contracciones que se experimentan. En el caso de las féminas, estas se suceden cada segundo o a un ritmo inferior. Y pueden llegar a tenerse entre 3 y 15, en función de la intensidad del orgasmo. Posteriormente los intervalos disminuyen, aunque con la estimulación adecuada, la mujer puede iniciar con rapidez un nuevo ciclo. Es por ello que se dice que las mujeres tienen capacidad multiorgásmica.

En el caso de los hombres, las contracciones no suelen superar las 10 cuando el orgasmo es muy intenso. Los intervalos sí son similares; alrededor de una contracción por segundo. El orgasmo tendría así una duración entre 2 y 8 segundos. En cuando a la eyaculación, que acompaña al orgasmo, el semen se expulsará entre 3 y 7 espasmos.

Recuperación de la excitación

Otra de las diferencias entre los orgasmos del hombre y la mujer la vemos tras alcanzarlo. En él, se entra en el período refractario, y se necesita de un tiempo variable para poder recuperar la erección y así poder llegar a un nuevo orgasmo.

Sin embargo, como decíamos, en unos pocos segundos (alrededor de 10) los genitales de la mujer recuperan su tamaño y color, y pueden retomar la estimulación y volver a alcanzar otro orgasmo con mucha rapidez.

Por último, aunque la descarga de hormonas produce somnolencia en ambos, la mujer se mantiene en un estado placentero durante mayor tiempo. El hombre, en cambio, alcanza el estado de reposo con mayor brevedad.

Aun con diferencias entre los orgasmos del hombre y la mujer, se trata de una experiencia muy satisfactoria de la que no podemos prescindir.

Publicaciones Relacionadas:

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Últimos Comentarios

Artículos Populares