Consejos para tener sexo en la ducha

Consejos para tener sexo en la ducha

¿Has probado alguna vez a tener sexo en la ducha? Sin duda, agudizar el ingenio para hacer cosas diferentes, es una forma de enriquecer la vida sexual. Y aprovechar cualquier espacio de la casa o actividad cotidiana para un momento de pasión, es una forma de lograr salir de la rutina. 

El cuarto de baño es una de esas estancias del hogar que se prestan para encuentros sexuales y juegos eróticos. La cama es muy confortable, pero merece la pena cambiar esa comodidad por la sensación de rozar y acariciar la piel bajo el agua. 

Se puede empezar enjabonado a la pareja, lavando su cuerpo con cariño. Esto resulta tan relajante como excitante para ambos. Es un momento y un lugar ideal para acariciar y besar vuestras zonas íntimas y dejar que la libido aumente al máximo. 

Pero hay que reconocer que el sexo en la ducha puede ser complicado a nivel logístico, por eso te vamos a dejar algunos consejos.

1. Utiliza una alfombra antideslizante

De lo contrario la experiencia puede terminar de forma desagradable. Dos cuerpos en el espacio de una ducha, con ese suelo resbaladizo y enjabonado, supone un riesgo indeseado. Así que tener una ducha acondicionada para evitar resbalones es lo primero y lo más indispensable. Si os gusta mucho y repetís a menudo, un mango sujeto a la pared puede ser una opción interesante que os permitirá probar alguna postura nueva.

2. Usa una banqueta de ducha

Esas pequeñas banquetas de plástico que tenemos en el baño, son un elemento interesante para el sexo en la ducha.  Las acrobacias no son recomendables en esta parte de la casa, pero una simple banquetita abrirá el abanico de opciones para desatar vuestra pasión más cómodamente. 

 

3. Otros complementos

Hazte con productos interesantes para experimentar con vuestros sentidos como fragancias, lociones para masaje, jabones especiales, etc. 

4. Abre la ducha a tope

La presión del chorro de agua sobre la piel sensible y excitada se siente distinto a una ducha en solitario. Si es verano y estais en plena canícula, el agua fresca será un placer extra. La ducha extraíble además se puede utilizar para estimular de forma directa determinadas partes de vuestro cuerpo. 

5. Buena música

La ducha no es como la bañera, donde podemos quedarnos largo rato sin agotarnos. En la ducha, los encuentros son más tórridos y rápidos, por eso un poco de música puede favorecer el ambiente. Hazte una lista de favoritos para “sex in the water” y dale al play. 

6. Lubricación y protección

Es importante saber que el agua elimina la lubricación natural de la vagina, por lo que, para que el coito sea placentero, hay que utilizar un lubricante a base de silicona como éste que tenemos en Vigorizantes Nature. Si la única alternativa anticonceptiva es el preservativo, tendrás que ponértelo en seco, antes de pasar a la ducha y estar bastante pendiente de que no se salga del miembro. 

El sexo en la ducha es una alternativa interesante de experimentar. También es un buen lugar simplemente para ir excitándose y después proseguir en la cama. 

Publicaciones Relacionadas:

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Últimos Comentarios

Artículos Populares