Los mitos de la Viagra

Los mitos de la Viagra

¿Sabes cuáles son los mitos de la Viagra más extendidos? Hace 20 años que la FDA autorizaba la venta del sildenafilo, bajo el nombre comercial de Viagra. Fue toda una revolución que prometía ser la solución a muchos problemas de impotencia. Hasta aquel entonces los tratamientos para esta disfunción sexual eran complejos y no siempre funcionaban. Parecía todo un hito científico lograr una erección con una simple pastillita azul. Una vez venció la patente, aparecieron otras marcas competidoras, y así se amplió la oferta en el mercado. Se calcula que el número de consumidores de este tipo de medicamentos asciende a los 27 millones. Todo un fenómeno social. Pero, ¿qué hay de cierto en todo lo que se comenta sobre la Viagra?

Los mitos de la Viagra

Uno de los principales errores y mitos de la Viagra es pensar que con este producto te conviertes automáticamente en un buen amante. Como rezaba el famoso eslogan, “la potencia sin control no sirve de nada”. En este sentido, la Viagra puede ser hasta contraproducente, si se convierte en un recurso automático para lograr una erección y pasar al coito. Pero existen otras ideas totalmente falsas que conviene desmontar.

1. Mejora la sensibilidad y el placer sexual

Falso. Lo único que hace el sildenafilo es favorecer la circulación. Concretamente actúa como inhibidor de una enzima que se encarga de regular la dilatación de las arterias. Consigue que el flujo sanguíneo sea más intenso en los cuerpos cavernosos del pene y así es como se consiguen erecciones duraderas y fuertes. Pero no estimula la sensibilidad. De hecho los hombres que la toman como droga lúdica, suelen combinarla con algunas drogas de diseño que sí aumentan la sensibilidad física. 

2. La viagra y análogos han erradicado la impotencia masculina

Falso. No todos los hombres responden bien a estos medicamentos. Incluso están contraindicados con determinadas dolencias o condiciones físicas. A un 30% de los varones no les hace efecto. Como opción para ellos se está investigando el uso de una sustancia llamada apomorfina, que actúa en las zonas del cerebro que se encargan de la erección del pene. 

3. Puede solucionar la impotencia psicológica

A veces. Un gran porcentaje de hombres padecen una disfunción eréctil originada por causas psicológicas. Tener la seguridad de una erección fuerte, puede ser de ayuda para salir del bucle de la inseguridad y el miedo que provocan los fracasos sexuales. Pero también se dan casos de hombres que, a nivel psicológico, no pueden prescindir de estos productos para lograr una relación sexual satisfactoria. 

4. Puede provocar gangrena en el pene

Falso. Este es otro de los mitos de la Viagra más extendidos. El priapismo es uno de los efectos adversos de Viagra y similares. Es una erección muy dolorosa que puede durar bastantes horas. Cuando ocurre, lo recomendable es acudir cuanto antes a un hospital para realizar un drenaje. Este trastorno no deriva nunca en gangrena, pero si podría dañar los tejidos del pene de forma irreversible.

 

5. La Viagra es lo único que funciona en los casos de impotencia 

Falso. Los vigorizantes naturales o Viagra natural, son productos de gran eficacia. Son aptos para cualquier hombre ya que no tienen ni contraindicaciones ni efectos secundarios. Actúan sobre el organismo estimulando la circulación sanguínea gracias a extractos de hierbas tradicionalmente conocidos por su poder afrodisiaco. Además también proporcionan un plus de energía, favorenciendo la libido de manera notable. Otra ventaja de las alternativas naturales es que se pueden adquirir discretamente y sin receta, y se pueden consumir en casos de disfunción o en ocasiones especiales. 

Publicaciones Relacionadas:

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Últimos Comentarios

Artículos Populares