LA EYACULACIÓN PRECOZ, QUE ES Y COMO SUPERARLA

LA EYACULACIÓN PRECOZ, QUE ES Y COMO SUPERARLA
La eyaculación precoz, que consiste en la expulsión involuntaria del semen, antes o poco después de iniciar la penetración, afecta a casi el 30% de la población masculina y, al menos, el 70% de los hombres ha sufrido, a lo largo de su vida, algún episodio de esta disfunción sexual.
Los datos no dejan lugar a duda: la eyaculación precoz es uno de los problemas más comunes en la vida sexual del hombre sin olvidar que, si la situación persiste, se puede convertir en un enemigo de la relación de pareja y, por consiguiente, también en un contratiempo para la vida sexual de la mujer.
Si esta situación se produce de forma esporádica no debe suscitar preocupación, sin embargo, si se trata de un problema repetido, es preciso prestarle atención.
La eyaculación precoz tiene, en quien la padece, importantes consecuencias psicológicas como ansiedad, depresión, pérdida de autoestima y de deseo sexual, que afectan negativamente en el estado emocional de la pareja, tanto de forma individual como colectiva.
Por un lado, y de forma individual, el hombre, ante el miedo al ‘fracaso’, evitará el acto sexual, un hecho que en lugar de esquivar el obstáculo, lo hará más grande, ya que a menor frecuencia de relaciones sexuales, se producirá mayor rapidez en la eyaculación. La mujer, por su parte, se sentirá poco deseada, infravalorada y también comenzará a eludir el coito.
Por otro lado, de forma conjunta, la pareja se verá privada de realizar juegos sexuales previos al acto, tan importantes para generar conexión, confianza y conocerse mutuamente, ya que cuando la mujer comience a excitarse, el hombre ya habrá eyaculado.
Estas situaciones darán lugar a la ruptura del vínculo afectivo que, en el peor de los casos, conducirá a posibles infidelidades, imposibilidad de tener hijos por la incapacidad de llegar a la penetración y/o la separación definitiva.
¿Existe un remedio?
La eyaculación precoz es un problema con solución pero, para iniciar cualquier tipo de tratamiento, el primer paso es siempre la comunicación: desterrar el sentimiento de culpa es uno de los pilares básicos para que el camino a la ‘cura’ no se convierta en una meta inalcanzable.
Existen diferentes formas de atajarlo que van desde los tratamientos psicológicos y farmacológicos a los naturales. Los vigorizantes naturales pueden convertirse en grandes aliados en la batalla contra la eyaculación precoz.
Consisten en complejos alimenticios a base de plantas que mejoran la calidad y el rendimiento de las relaciones sexuales. Estos vigorizantes naturales, no contienen sustancias químicas por lo que no producen efectos secundarios. El uso de ellos, unidos a un estilo de vida saludable y una alimentación equilibrada puede ayudar a prolongar el tiempo de las erecciones y mejorar, así, la calidad de las relaciones sexuales.
No obstante, si los problemas de eyaculación precoz se mantienen en el tiempo, es importante ponerse en manos de un especialista que nos aporte una solución definitiva.

Publicaciones Relacionadas:

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Últimos Comentarios

Artículos Populares