Cómo superar los problemas de erección 

Cómo superar los problemas de erección 

La autoestima, se suele resentir bastante cuando un hombre sufre problemas de erección. La autoestima es la evaluación que realizamos de nosotros mismos y puede ser optimista, realista o pesimista. Depende fundamentalmente de la personalidad del individuo y de su forma de afrontar las dificultades. A veces, en situaciones frustrantes en las que las cosas no salen como deseamos,  sobrevienen a nosotros pensamientos algo negativos como “soy tonto”, “no me salen las cosas bien”, “no puedo”. 

Problemas de erección y autoestima

Así pues, cuando uno no consigue lo que desea, se genera un intenso sentimiento de frustración que no todas las personas saben como gestionar de manera sana. El hombre, por culpa de una cultura básicamente patriarcal, es, y ha sido valorado desde la antigüedad por un rol de fuerza y virilidad socialmente impuesto. A nuestros días ha llegado la idea de que su libido siempre es alta y está dispuesto para el sexo en cualquier momento. Se suele asociar la masculinidad con un pene grande y con unas fuertes erecciones. Y lo que se consigue con estas ideas es que cuando se presentan problemas de erección, el hombre tenga que hacer un gran esfuerzo para que su autoestima no se vea dañada.

Los casos más difíciles y complejos son esos en los que las dificultades erectiles o eyaculatorias están relacionadas con estados de ansiedad. El hombre que lo sufre puede entrar fácilmente en un circulo vicioso de pensamientos negativos y ansiedad que se retroalimentar mutuamente y que dan lugar a más estrés y más angustia. 

Los principales temores del varón se centran en dos puntos.

  • Miedo a no poder satisfacer sexualmente a su pareja. Esta preocupación se enfoca a la firmeza y duración de la erección pero también a otros aspectos de la relación sexual. Por ejemplo, existe temor a eyacular demasiado pronto, a no ser capaz de seguir el ritmo deseado o a no llegar al orgasmo. En resumen, se trata de un temor de no poder cumplir con las expectativas que cree que la otra persona tiene de él. La inseguridad cuando se asienta en la mente puede llegar a ser muy incapacitante y afectar de forma seria a la autoestima.
  • Miedo a sufrir un rechazo. Si el varón no se siente capaz de proporcionar satisfacción sexual a la pareja, comenzarán a pensar que no están a gusto en la relación o que necesitarán buscar sexo con una tercera persona.  Como la masculinidad, parece esta asociada a la potencia del pene, es frecuente que un hombre que pasa por una etapa de problemas de erección se vea a si mismo como ridículo. Este tipo de pensamientos generarán estrés, el mayor enemigo de la sexualidad masculina.

Cómo superar los problemas de erección 

Para salir de este bucle hay que comenzar por desechar los sentimientos de culpa, tanto en quien sufre los problemas de erección, como en su pareja. No es algo que dependa del atractivo físico ni de las habilidades eróticas del cónyuge, sino que es una simple respuesta fisiológica. Puede haber un intenso deseo sexual y ausencia de respuesta eréctil. Además de los factores emocionales, puede deberse a otras causas como hipertensión, diabetes, problemas hormonales, consumo de determinados medicamentos, etc. 

Lo importante es ser consciente del problema e identificar la causa y esto significa que hay que pedir cita médica con un especialista. Muchos hombres se resisten por pudor, pero es importante dejar la vergüenza a un lado para poder darle solución. El médico hará un diagnóstico y prescribirá el tratamiento adecuado para resolver el problema.

Si las causas de los problemas de erección son puramente psicológicos, lo importante es salir de ese círculo vicioso que nos mantiene en un estado negativo. Los vigorizantes naturales son excelentes aliados para aliviar esas dificultades, y devolver al hombre esa dosis de autoestima que necesita para ir recuperando su estado de ánimo. Se trata de productos de gran eficacia y sin efectos secundarios que estimulan el cuerpo y la mente y proporcionan erecciones duraderas. A veces, percibirse como un buen amante, es lo único que necesita el hombre para  comenzar a recuperar su autoestima.

Publicaciones Relacionadas:

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Últimos Comentarios

Artículos Populares