Verdades y mentiras sobre el tamaño del pene

Verdades y mentiras sobre el tamaño del pene

El tamaño del pene siempre ha sido un tema polémico. Aunque las mujeres suelen tomárselo con humor, para un hombre puede ser un duro golpe en su autoestima. La responsable de esta preocupación es nuestra cultura coitocéntrica, en la que todo gira en torno al pene. Para intentar calmar la inseguridad, vamos a conocer algunas verdades y mentiras sobre el tamaño del pene.

El tamaño del pene: verdadero o falso

Son muchas las teorías y los mitos sobre el tamaño del pene. Sin embargo, las relaciones afectivas entre las personas no se basan en ello. Y en el caso de que nuestra intención sea simplemente tener numerosas parejas sexuales, conviene saber que el sexo abarca mucho más que la penetración.

La cultura machista es coitocéntrica, y por ello, la sexualidad heterosexual va ligada a la penetración. Una curiosa forma de pensar que carece de fundamento, ya que el epicentro del placer femenino no es la vagina, sino el clítoris.

Si bien hay que aceptar el cuerpo con el que hemos nacido, vamos a conocer algunas verdades y mentiras que giran en torno al tamaño del pene.

Las mujeres lo prefieren grande

Esto es falso en la mayoría de los casos. Cada persona tiene sus propios gustos, y habrá mujeres que disfrutan más con un pene de gran tamaño y otras que prefieren uno estándar. El tamaño del pene es parte de la constitución particular de una persona, y lo mismo sucede con la vagina.

Por tanto, las mujeres que tengan un conducto más estrecho o más corto se decantarán por un tamaño del pene acorde a esas dimensiones. Quienes tengan una mayor capacidad, obtendrán más satisfacción en la penetración con penes de mayor tamaño. Pero recordemos, las relaciones sexuales abarcan muchas más prácticas.

A mayor tamaño, mayor placer

De la mano del punto anterior, esto tampoco es del todo cierto. Un pene de gran tamaño necesita de una mayor lubricación, por lo que aquellas mujeres que no lo hacen tanto tendrán dificultades y podrán experimentar dolor.

Además, la satisfacción vaginal se obtiene principalmente al rozar la zona del punto G, y esta se encuentra cercada a poca profundidad. En otras palabras, el tamaño del pene no es la prioridad, sino si tenemos claro cómo utilizarlo.

El pene es proporcional al físico

Cada cuerpo es un mundo, y del mismo modo en que personas grandes tienen manos pequeñas, el tamaño del pene no siempre tiene que ser proporcional. Cabe decir que, según los estudios, los hombres africanos poseen un pene de mayor tamaño, mientras que los orientales, de constitución más delgada y pequeña, suelen tener una medida más baja.

Lo recomendable es no dejarse llevar por las apariencias ni por los mitos. Si alguien nos atrae, habrá que esperar a ver para confirmar la expectativa. Y si no era lo que esperábamos, siempre es bueno abrirse de mente y dejarse llevar por la experimentación.

El pene puede alargarse

El pene sí puede alargarse, aunque no como medida permanente. Existen bombas de succión que a través de la dilatación de los vasos, aumentan el tamaño del pene. La erección puede mantenerse firme durante más tiempo, pero una vez pasado el efecto, recupera su tamaño original.

Otra alternativa disponible en el mercado son los vigorizantes naturales; una solución libre de efectos secundarios que nos permitirán obtener una potente erección que podrá aumentar el tamaño del pene.

Consulta nuestros productos disponibles y añade un complemento a tus relaciones sexuales. Si el tamaño del pene te preocupa, existen soluciones para ti. Pero recuerda, el sexo y el placer es cosa de dos.

Publicaciones Relacionadas:

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Últimos Comentarios

Artículos Populares